javax.portlet.title.smartContentViewer javax.portlet.title.smartContentViewer

Tradición artesana

Dónde

Temática

Cuándo ir

Para

Tradición artesana

Ven a ver por qué a la provincia de Toledo se la conoce desde hace cientos de años en el mundo debido a su buen hacer con la espadería y el damasquinado. La tradición del arte del acero toledano ha sido siempre y con el paso de los años legendaria. Además de su artesanía más conocida, las especiales características, tanto orográficas, geográficas y ambientales, que conforman la Provincia de Toledo han propiciado una sensibilidad artesana en sus habitantes a lo largo de la historia.

Espadería

El arte de la espadería es el más conocido desde hace siglos en la Ciudad de Toledo, siendo su acero uno de los más prestigiosos del mundo desde la época visigoda (s. VI), destacado por su flexibilidad. Además de la mezcla de acero y hierro típicos de Toledo, las propiedades excepcionales de las espadas se atribuyen al modo y tiempos de temple de las espadas. A día de hoy todavía existen múltiples talleres en los que se pueden apreciar y adquirir auténticas réplicas de las espadas más míticas de la historia como la de El Cid, Napoleón, El Rey Arturo, etc.

Damasquinado

Otra de las artes que también se desarrollan en la ciudad de Toledo y que es digna de conocer es la de la damasquinería. Esta técnica crea dibujos de formas en metales a través de incrustaciones de hilos de oro o plata en acero o hierro, generalmente pavonado, en intrincadas formas de arabescos y diseños geométricos. A pesar de que la cultura de lo damasquino se ha extendido por otros lugares de España y su venta es a nivel nacional, es en la ciudad de Toledo donde este arte tiene sus raíces (es introducido por los árabes, la palabra deriva de Damasco) y en dónde se puede ver a verdaderos artesanos creando auténticas reliquias por los procedimientos tradicionales.

Cerámica

La tradición cerámica de la provincia toledana se remonta al siglo XI a partir del cual se comenzó a crear loza de una calidad inigualable y diversa decoración, como los reflejos metálicos. La producción es muy abundante y principalmente veremos jarras, fuentes, cántaros, botellas y candiles.
En la localidad de Talavera de la Reina se ha trabajado con varios tipos de cerámica, según las épocas y motivos, aunque destaca la reconocible cerámica de serie blanca y azul que imita los colores oficiales de la ciudad.
La cerámica de El Puente del Arzobispo es loza con un sello de identidad común, predominio del color verde esmeralda sobre los demás, ya sea en las policromías como en las obras más sencillas.
Podremos contemplar y adquirir en Ocaña los conocidos botijos blancos, generalmente piezas que proceden de las arcillas tipo greda.
Y como no hacer mención de las preciosas botijas para llevar el vino o el agua en la siega moldeadas en Villafranca de los Caballeros.

Madera

La madera ha permitido el lucimiento de artesanos toledanos en la elaboración de diferentes muebles. El mueble típico de la provincia toledana y presente en muchas casas antiguas es el bargueño, aunque también tienen importancia los taquillones de uno o varios cuerpos adornados. Sillas, sillones fraileros, bancos, mesas y puertas completan la producción.
El bargueño, cuyo nombre sitúa su origen en la localidad vecina de Bargas para unos, y para otros en un carpintero llamado Vargas, se produce desde el siglo XVI hasta la actualidad.
También en el arte de tratar la madera destaca la talla. Ésta es una técnica decorativa muy utilizada en la ebanistería, a través de la que se crean auténticas obras de arte partiendo de maderas de alta calidad y perfectamente secas.
Además de en la propia ciudad de Toledo, existe un buen número de talleres repartidos por otros pueblos de la provincia como Escalonilla, Lagartera, Polán, Ventas con Peña Aguilera, Sonseca, Argés, Cobisa, Cuerva, Navahermosa, Yuncos, Yuncler, Torrijos, Puebla de Montalbán, Fuensalida y Gerindote.
Además, Toledo cuenta con varios talleres, muy prestigiosos, que se dedican a la fabricación y reparación de instrumentos de cuerda.

Piel y cuero

Con el tratamiento de pieles animales, la producción en Toledo abarca una amplia  variedad de artículos como zapatos, guantes, cinturones, ropa, botas de vino, útiles de caza…., artículos que se han convertido en producto de diseño y exclusivo.
En las localidades de Los Yébenes, San Pablo de los Montes, Belvís de La Jara y Las Ventas con Peña Aguilera de la provincia de Toledo son muy abundantes y variadas las muestras de la mejor artesanía del cuero en todas sus versiones. Desde marroquinería, pasando por curtidores, zapateros, toneleros y finalizando por guarnicioneros. El mundo de la caza, la equitación o el vino están íntimamente ligados al trabajo manual del cuero.

Forja

La forja y la hojalatería es un arte que perdura en la provincia de Toledo. En el día a día de la villa se pueden ver verjas históricas como la de la estación del ferrocarril o los enrejados de puertas y balcones de las casas más antiguas de la ciudad o incluso armaduras medievales y renacentistas.
La hojalata se trabaja aún en algunos talleres utilizando la técnica del doblado, recortado, horadado y cincelado que dan como resultado faroles, candelabros decorativos y marcos de espejos.
A lo largo de la provincia de Toledo existen numerosos talleres en poblaciones como Consuegra, Guadamur, Mora de Toledo, Illescas, Sonseca, Ocaña, Noez y Villarrubia de Santiago.

Esparto

En la comarca de La Mancha de Toledo, principalmente en los municipios de Almonacid y El Romeral, desde hace muchos años, la manufactura del esparto ha sido parte importante de la vida cotidiana confeccionando utillajes para agricultores y ganadores, así como lo relacionado con herramientas para la casa de labor.

Vidrio

En la comarca de La Mesa de Ocaña y en la de La Mancha de Toledo, existe una gran tradición de artesanía del vidrio del tipo de vidrieras religiosas, lucernarios, decorativos, puzles de vidrio y metal… Encontrando aquéllos cuyas obras decoran casas particulares pero también iglesias y ermitas de la zona y los que tallan y decoran a mano piezas de vidrio como copas, marcos de fotos, cristales para puertas, bandejas o espejos.

Bordados

A los largo de los pueblos de la comarca de Oropesa nos toparemos con cinco modalidades principales en este que-hacer artesano:

  • El tejidillo o colchado de Navalcán, la técnica que se remonta más atrás en los años de todos los bordados toledanos.
  • Las labores de Lagartera como referente, destacando las modalidades de deshilados, bordados y dibujados.
  • El bordado de Oropesa.
  • El punto moruno de Caleruela.
  • La red de Valdeverdeja.

 

Talla de piedra y mármol

Podremos ver en Alameda de la Sagra, Menasalbas, Las Ventas con Peña Aguilera y Consuegra los municipios donde se asientan los mejores artesanos de la piedra o el mármol –labrantes, tallistas o escultores-, los cuales aplican sobre la piedra y el mármol diferentes técnicas, como por ejemplo, el desbastado, tallado, acabado o envejecimiento.

Galería multimedia

Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Publicador de contenidos Publicador de contenidos