Visor de contenido web Visor de contenido web

Acerca de...

"Ha pasado otra estación y las viejas han descendido con sus cestas y sus sacos. Y yo me quedo solo en el coche. A lo lejos, sobre la línea del horizonte, destacando en el azul límpido, aparece el enorme castillo de Barcience, y a pie resaltan los puntitos blancos de las casas enjalbegadas.
Llego a Torrijos. El cielo está radiante, limpio, diáfano; brilla el sol en vívidas y confortables ondas; un gallo canta lejano con un cacareo fino y metálico; se desgranan en el silencio una a una, las campanadas de una hora…
Son las once. Avanzo por una calle de terreras viviendas rebozadas de cal; llego a una espaciosa plaza; me detengo ante una casuca inquietadora. Tiene dos pisos; en lo alto lucen dos balconcillos desfondados, con los vidrios de las maderas rotos y sucios; en el bajo se abre una ancha puerta achaparrada. En la fachada angosta, entre los dos huecos, leo en gruesas letras sanguinosas: Posada del Norte. Y un momento permanezco ante este rótulo, en la plaza desierta, perplejo, mohíno, temeroso, con la maleta en vilo."
(El Globo, 7-II-1903, en Antonio Azorín, Tercera parte, cap. VII (OC,I)
"Cae el crepúsculo. Los olivares se ensombrecen; cobran un tinte oscuro los cuadros del alcacel luciente; resaltan hoscas las tierras de barbechos. Y por la carretera, recta y solitaria, entre las ringlas de olmos desnudos, me encuentro el galgo negro y enjuto, que camina ligero, resignado, con cierto aire de jovialidad melancólica, hacia el poblado triste.
"-Antes de que la noche viniese –dice el Lazarillo de Tormes-, di conmigo en Torrijos-". Cuando yo llego, las blancas fachadas de las casas se sumen en la penumbra; brillan sobre el arroyo débiles franjas de luces que arrojan los portales, y por las callejuelas tortuosas, en todo el pueblo, con clamorosa greguería de gruñidos graves, agudos, suplicadores, iracundos, corren los cerdos."
(El Globo, 8-II-1903, en Antonio Azorín, Tercera parte, cap. VIII (OC,I)

(El Lazarillo de Tormes)

-"Cuando salimos de Salamanca, su motivo fue venir a tierra de Toledo, porque decía ser la gente más rica, aunque no muy limosnera. Arrimabase a este refrán: "Mas da el duro que el desnudo".
---------------------
-"… Acaeció que llegando a un lugar que llaman Almorox, al tiempo que cogían las uvas, un vendimiador le dio un racimo dellas en limosna, y como suelen ir los cestos maltratados y también porque la uva en aquel tiempo esta muy madura, desgranábasele el racimo en la mano; para echarlo en el fardel tornabase mosto, y lo que a él se llegaba. Acordó de hacer un banquete, ansí por no lo poder llevar como por contentarme, que aquel día me había dado muchos rodillazos y golpes. Sentamonos en un valladar y dijo: "Agora quiero yo usar contigo de una liberalidad, y es que ambos comamos este racimo de uvas, y que hayas del tanta parte como yo…".
----------------
-Yendo que ibamos ansí por debajo de unos soportales en Escalona, adonde a la sazón estábamos en casa de un zapatero, había muchas sogas y otras cosas que de esparto se hacen, y parte dellas dieron a mi amo en la cabeza; el cual, alzando la mano, tocó en ellas, y viendo lo que era díjome: "Anda presto, muchacho; salgamos de entre tan mal manjar, que ahoga sin comerlo."
------------------------------------------
-"Y dejele en poder de mucha gente que lo habia ido a socorrer, y tome la puerta de la villa en los pies de un trote, y antes que la noche viniese di conmigo en Torrijos".
-"Otro día, no pareciendome estar alli seguro, fuime a un lugar que llaman Maqueda, adonde me toparon mis pecados con un clérigo que, llegando a pedir limosna, me preguntó si sabia ayudar a misa. Yo dije que sí, como era verdad; que, aunque maltratado, mil cosas buenas me mostró el pecador del ciego, y una dellas fue esta".

DON QUIJOTE DE LA MANCHA (Cervantes)

"Llamábase Aldonza Lorenzo, y a esta le pareció ser bien darle título de señora de sus pensamientos; y, buscándole nombre que no desdijese mucho del suyo y que tirase y se encaminase al de princesa y gran señora, vino a llamarla 'Dulcinea del Toboso' porque era natural del Toboso: nombre, a su parecer, músico, peregrino y significativo, como todos los demás que a él y a sus cosas había puesto."

(Muerte en la tarde) Ernest Hemingway

"Si estáis en Madrid en mayo y os dirigís al Sur por la carretera de Extremadura, podéis ver el día 16 la corrida de Talavera de la Reina. La carretera es buena, cómoda, de buen pavimento; Talavera es un lugar agradable en tiempos de feria y los toros, proporcionados casi siempre por una ganadería de los alrededores, la de la viuda de Ortega, son moderadamente gruesos, batalladores, difíciles y peligrosos. Fue allí donde José Gómez Ortega, llamado Gallito o Joselito, que ha sido tal vez el mejor torero que ha existido, murió el día 16 de mayo de 1920. Los toros de la viuda de Ortega son famosos por este accidente y, como no proporcionan una lidia brillante, aunque son grandes y peligrosos, se reservan, por lo general, para los desheredados de la profesión".

Félix Urabayen (Se ha publicado un libro de él hace poco por Diputación)

Descripción del paisaje de los Montes de Toledo: "…enorme ola de montañas que avanzan montadas unas sobre otras, como un mar petrificado en plena galerna…"